Thursday, July 21, 2005

Exterminio/Abre los ojos

Image hosted by Photobucket.com
La septima a la altura de la calle 51 en el día de la independencia... en el día de su independencia.

Hubiera querido que se prolongara el momento, para abandonar mi apartaestucho y salir a esa séptima, gritar en el separador y recibir ecos de doble vía, asaltar el puesto de pandebonos que esta en la estación de gasolina y escuchar mientras tanto, proveniente del sol o de algún otro lugar del cielo, una melodía de nuevo día.

Eso y más.

Posted by Frank at 9:47 AM 14 comments

Thursday, July 14, 2005

El enigma de Yeyo

Hace unos días los medios registraron esta noticia:

Quibdo, Chocó– Esta es la historia de “yeyo” y su abuela desalmada. "Yeyo” no sabe de amigos, tampoco de juego, aún menos de amores. No sabe de nada. Veintidós años de vida y 21 de encierro, de estar atado a una cama y a su abuela, que nunca quiso que viera la calle o el rostro de alguien que no fuera el suyo.

“Encontramos una situación caótica, deprimente. Un niño amarrado, una abuela prácticamente en el suelo”, corroboró la trabajadora social Norty Janeth Cuesta. La mente de “Yeyo” está casi en blanco, todo le sorprende como el comer dos veces en un mismo día, una mano amiga, los carros, los buses. Para él, hoy la vida empieza a cobrar otro sentido.“Yeyo” no tiene nombre pues nunca fue registrado en Las Ánimas, un pueblo internado en las selvas del occidente colombiano. Tampoco habla, nadie le enseñó. Le teme a todo, algo que su abuela le enseñó cuando lo arrebató del lado de su madre en 1.984. Las autoridades evalúan cuál puede ser el posible futuro de “Yeyo”. Él mientras tanto, vivirá con la madre que nunca lo extrañó, en un cuarto que le recordará su pasado lejos de su abuela.

Asi como dicen en TNT: "pasa en las peliculas, pasa en la vida real" y viceversa, porque antes que la pelicula, ya habia leyenda o noticia.

Ahora que todo es asombro para Yeyo, asi como lo fue para Kaspar Hauser, se conjetura acerca de su futuro social. Uno no muy alentador si es que se queda con su mamá. Y en caso de que tenga acceso a educación y a socialización "normal", que será de Yeyo?, quien será el? Un niño abrumado por un entorno fantástico? Un niño eterno? Un hombre decepcionado porque se da cuenta que no todo es bello o perfecto en la vida "real"? Alguien "normalmente" irrecuperable? Un buen hombre, a causa de su inocencia y del aislamiento al que estuvo sometido? O una presa fácil de una sociedad decadente?

Despues de aprender comportamientos básicos, Kaspar fue presentado en alta sociedad y esto fue lo que dijo:
"No se siente nada en su interior y se vive en apariencia".

Que lucidez!.

Posted by Frank at 10:10 AM 1 comments

Friday, July 08, 2005

Doña Biglenisa

Doña Bigle o Misiá Bigle, como todos le dicen, se levanta a las cuatro de la mañana desde hace treinta años ha esperar a su esposo, el mismo que le dijo que regresaría mañana temprano. El mismo que nunca llegó. A veces es por la gota, pero la mayoría de los casos es la sensación de que Octavio en cualquier momento va a golpear la puerta. Una esperanza que se volvió sueño de madrugada y un sueño que convirtió en costumbre. Pero la costumbre de madrugar sirve, es necesaria, pues hay mucho que hacer en la casa. Antes que otra cosa tiene que tomarse un tinto, pero con panela porque si lo toma solito le dan agrieras y dolor de cabeza. Es indispensable ir a comprar la parba y la chuspa de leche en la panadería Ucrania para el desayuno. Hay que despachar a los cinco nietos que se van para el colegio, dos van para el Bolivariano y los otros tres para la Normal María Inmaculada, el mismo colegio donde yo estudié. Hay que despachar a las tres hijas madres solteras, una trabaja en la cacharrería y las otras dos en la cooperativa. El almuerzo tiene que estar a las siete y media por tardar porque tiene que empacárselo en el porta al hijo menor que trabaja por los lados de Barragán y por eso le queda difícil volver a mediodía para almorzar. Además de eso hay que hacer oficio y hay que abrir la sala-videotienda a las diez y media. A las 9 cuando hay temporada de vacaciones.

El negocio lo tiene hace como diez o doce años y por sugerencia de sus nietos mayores le colocó unos años después "Video Simpson", porque antes no tenía nombre. No es una tienda de alquiler cualquiera. Como la casa es enorme decidió adecuar tres piezas para que la gente alquilara y viera las películas ahí mismo, pues como casi nadie tenía Betamax y mucho menos VHS la idea podía ser buena. Además el teatro Aladino, el único que existía en Caicedonia, estaba a punto de ser cerrado porque no traían películas nuevas y había muchas pulgas. Y pues sí, la cosa funcionó y más de medio pueblo pasó por el multiplex con ambiente familiar. Había cuatro o cinco sillas por pieza, mejor dicho por sala, mezclas de juegos de sala y comedor de diferentes estilos. En caso de más personas Misiá Bigle les alcanzaba un taburete o al menos un cojín. A veces era complicado porque no había suficiente aislamiento y mientras uno veía una escena escalofriante se escuchaban risas y carcajadas de otro lado, eso cuando había sala disponible, porque en muchas ocasiones tocaba separarla con anticipación para matinée, vespertina o noche.

Robusta y seria pero de buen genio, a sus 65 años Doña Biglenisa atiende todos los días su negocio. Hace promociones, sugiere títulos y previene sobre contenidos y no precisamente con el Rated R: "esa no se las puedo alquilar porque tiene mujeres en bola y ustedes todavía son unos culicagados".

Cuando no habla, se nota en su cara algo de nostalgia y tristeza, a causa de la ausencia, supongo. Esa misma que la llevó a apasionarse aún más por las películas de Pedro Infante o Antonio Aguilar que repite una y otra vez, tal vez porque ve a su Octavio montado en su yegua llegar tempranito. Por eso se decidió a poner su negocio, porque se dio cuenta que la ficción era mejor que la realidad y que no se trataba de vivir una mentira o de tener esperanzas en vano, sino de soñar, y los sueños la hacen sentir y muchas veces la hacen ser feliz así sea por dos horas. "Para qué las películas si no para sacarnos de donde estamos" decía.

A las diez de la noche Misiá Bigle se acuesta, antes reza por sus hijos y sus nietos que son su vida y reza también para que Octavio, buen mozo, bien vestido y con sombrero, la despierte con una serenata en blanco y negro antes de que amanezca, antes que el gallo cante.

Este post esta dedicado obviamente a Doña Biglenisa, porque visité muchas veces sus salas y porque a ella le debo en parte mi gusto por el cine. No se hasta que punto mezclé la realidad con la ficción en lo escrito, pero al igual que Bigle, prefiero quedarme con la segunda.

Posted by Frank at 12:39 PM 7 comments